Sin categoría

COSAS QUE COMERÉ EN DICIEMBRE

¿Qué diciembre es época de turrón y polvorones? Eso quién lo ha dicho, quién. Nosotros en diciembre comemos como en marzo o en abril, como en septiembre o en octubre. Diciembre para nosotros es un mes más (gastronómicamente hablando) y, al margen de las interminables cenas familiares, seguimos reservando en nuestros restaurantes favoritos y también nos disponemos a probar todas esas aperturas que están por llegar (muchas, por cierto). Por este motivo, hoy, hemos realizado una pequeña selección de platos que seguiremos tomando durante el mes de diciembre, ese tipo de platos que probamos hace poco y se nos han quedado grabados (y no salen de nuestra cabeza, siempre pensando en comida). ¡Toma nota y que el mes de diciembre no te paralice alrededor de la mesa y con el polvorón en la boca!

-Comeremos la pasta y las pizzas de ORNELLA. Acaba de abrir sus puertas en pleno barrio de Salamanca, en el número 18 de la calle Velázquez, y todo apunta a que se convertirá en uno de esos “the place to be” de la capital. Pedimos nuestra receta de pasta favorita “aglio, olio e peperoncino” (aunque no estaba en la carta) y el resultado fue redondo (con la pasta al dente, como nos gusta). También probamos sorprendentes entrantes, como sus mejillones con salsa de tomate (acompañados de un pan tostado muy típico en Nápoles). ¿Y sus pizzas? Cuenta con una gran variedad (y por tanto, su elección será complicada), pero nosotros ya tenemos favorita (esa que volveremos a pedir una y otra vez): “La Diavola”, con ligeros toques picantes y una mozzarella al más puro estilo napolitano. Los creadores del proyecto nos confesaron que lo de “Ornella” viene de la fascinación que, desde niños, sintieron hacia la actriz italiana Ornella Muti. ¡Todo un flechazo!

Processed with VSCOcam with p5 preset

Pasta y vino en ORNELLA (Calle Velázquez, 18)

-Pediremos los bocadillos “XL” de LA CASA TOMADA. El título de un cuento de Julio Cortázar da nombre a este restaurante que acaba de llegar desde un pequeño pueblo de Venezuela y se ha instalado en el antiguo local de “Perrito Faldero”, a pocos metros de la calle Fuencarral (en ese triángulo que une los barrios de Chueca, Malasaña y Alonso Martínez). LA CASA TOMADA ofrece una amplia variedad de bocadillos “de autor”, con referencias inspiradas en el streetfood venezolano, influencias asiáticas y guiños a Norteamérica. Además, en su carta encontramos apetecibles entrantes como sus “Chili Cheese Fries” (patatas fritas, chili con carne, jalapeños, queso cheddar, bacon crujiente, cilantro y huevo, toda una bomba). ¿Nuestro bocadillo favorito? Está relleno de con tiras de pechuga de pollo, aceite de albahaca, tomate, aceitunas negras, orégano y mozzarella. Tampoco te podrás perder su amplia variedad de cervezas artesanas, de todas partes del mundo. ¡Planazo para un domingo de resaca!

Processed with VSCOcam with p5 preset

Bocadillos y cervezas artesanas en LA CASA TOMADA (Calle San Lorenzo, 9)

-La empanada (de vieiras) y las croquetas (de marisco) de ATLÁNTICO. Sumergirse en el universo de Pepe Solla (el Estrella Michelín de Poio, Pontevedra) y viajar por Galicia desde el centro de Madrid es posible. Abrió sus puertas hace poco más de un mes en la calle Velázquez (número 31) y sus mesas siempre están llenas. En esta “Casa de Comidas”, como anuncia su logotipo de aires marineros (al igual que su interiorismo), no encontraremos el típico carrito de quesos (un clásico de los restaurantes franceses) aquí el carrito es de empanada (que cobra una gran importancia en la disposición del local). Pudimos probar su empanada de bacalao y la de vieiras (que no se nos quitan de la cabeza), también sus croquetas de marisco, sus originales mejillones en curry verde (servidos en la clásica cazuela gallega) y su entrecot de vaca gallega. Platos cocinados de manera tradicional (con recetas “de toda la vida”) y en el que, sin duda, el producto es el absoluto protagonista. También podrás comer/cenar en su barra, abrir latas de conserva, tomar un albariño o su ensaladilla rusa. ¡Galicia Calidade!

Processed with VSCOcam with p5 preset

Las croquetas y la empanada de ATLÁNTICO (Calle Velázquez, 31)

-La costilla de vaca de #SmokingClub (lo nuevo de MUTA). Sin duda es una de esas cosas que los ‘foodies’ madrileños esperan con ansia: la nueva mutación de MUTA (cada “x” tiempo). Después de comer y cenar con vistas a la playa mallorquina de Es Trenc, llega el turno de sentarte en las mesas de uno de esos míticos bares de carretera americanos. La luz baja, el suelo se cubre con alfombras, en las mesas hay candelabros y de las paredes cuelgan cuadros un tanto erótico-satíricos. Su interiorismo cambia y su carta también: allí nos encontramos con su exquisito tomate asado (acompañado de una original salsa hecha a partir de las aguas de los encurtidos), su repollo, su salmón (uno de nuestros platos favoritos) o su costilla de vaca acompañada con una salsa brava, encurtidos y brioche artesanal (perfecto para prepararse un sandwich). ¿Y por qué eso de “aquí vendemos humo”? Sus platos arrastran dedicación y “cocina lenta” (con horas de cocción ) y su horno ‘Smoker’ se convierte en el eje central, para asar y ahumar las carnes (por ejemplo). Otro de los momentazos en #SmokingClub llega en los postres, una original bandeja presenta la selección sobre la que deberás elegir. Nuestro favorito: la piña asada a la vainilla con mouse de chocolate blanco y yogur. ¡Bravo (una vez más) Sr. Bonet!

Processed with VSCOcam with p5 preset

La nueva mutación de MUTA (Calle Ponzano, 10)

-La tarta de chocolate, galletas y dulce de leche de LA RAQUETISTA. Antes de describir este espectacular postre (que nos dejó sin palabras) debemos añadir que en este restaurante, en LA RAQUETISTA, se come extremadamente bien. Viene abalado por el éxito de Cachivache Taberna y en esta ocasión los hermanos Aparicio desembarcan en una de las zonas con más tirón gastronómico de la ciudad, el barrio de Retiro. El local posee dos zonas diferenciadas: por una parte la barra (perfecta para la hora del aperitivo y  el “picoteo” de pie) y una zona elevada para comer o cenar en mesa. Probamos sus buñuelos de bacalao con salsa vizcaína, sus pulpo asado con revolcona de sobrasada, su zarzuela de merluza de pincho, chipirón y gamba blanca y su rabo de vaca al curry Massaman. Las recetas son tradicionales aunque con un toque diferenciador y el producto (de temporada) el total protagonista. El colofón final lo puso uno de esos postres “para el recuerdo”: su tarta de chocolate y galletas con dulce de leche y helado de avellana. ¡Comida redonda!

Processed with VSCOcam with p5 preset

Un postre para el recuerdo en LA RAQUETISTA (Calle Dr. Castelo, 19)

Síguenos la pista en @quenomeladenconqueso

 

Entrada Anterior Siguiente Entrada

También puede interesarte

2 Comentarios

  • Responder Blanca C 2 diciembre, 2015 de 13:48

    estoy babeando de mala manera con tus propuestas. Me las apunto para la proxima escapada

    • Responder quenomeladenconqueso 8 diciembre, 2015 de 14:52

      Blanca!! Qué bien que te gusten, ahora tienes que probarlos!!

    Responder

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies