Sin categoría

DECÁLOGO DEL PERFECTO ‘TAKE AWAY’

Pareciera por nuestro animada cuenta de Instagram (@quenomeladenconqueso) que siempre (siempre) comemos “a mesa y mantel”, pero lo cierto es que las prisas algunos días nos impiden entrar en los restaurantes y las comidas deben ser (y nunca mejor dicho): “de prisa y corriendo”. Para empezar, haremos un ejercicio. Deja la mente en blanco e intenta responderte a esta sencilla pregunta: “¿qué viene a tu cabeza cuando hablamos de ‘take away’?”. Posiblemente pensarás en todas esas cadenas de comida rápida replicadas a lo largo y ancho de la ciudad que ofrecen un servicio exprés, un producto poco cuidado y de los que, sin duda, no debiéramos abusar. Las nuevas aperturas se suceden y no sólo en restaurantes de mesa y mantel, también en el universo del ‘take away’. Nuestros últimos descubrimientos, en Madrid, han sido JLEO’s (un local en el barrio de Chamberí cuya cocina ha sido bautizada como ‘Med Mex’ y que tiene al ‘burrito’ y las ensaladas como protagonistas) y CLEAS (situado en el barrio de las Salesas y con una amplia variedad en bocadillos, sándwiches, pizzas, ensaladas o wok’s). Hoy, aquí, intentamos dar forma al perfecto ‘take away’. ¿Cómo debería ser? ¿Qué debería ofrecer? ¿Cómo nos deberían atender?

Jleo´S TAKE AWAY

En JLEO’s el ‘take away’ se llama ‘take agüey’

1.- Cuestión de packaging. Podrá sonar un tanto frívolo pero sí, el packaging de los ‘take away’ también tiene que ser bonito (o, al menos aparente). Del mismo modo que al llegar a un restaurante nos fijamos en sus vajillas, sus mantelerías, sus cubiertos o sus vasos, en los locales de ‘take away’ lo deberíamos hacer con sus cajas y bolsas. Y es que detrás de los dos proyectos de los que os hablábamos (JLEO’s y CLEAS) existe toda una maquinaria de imagen corporativa, diseño gráfico y de empaquetado. En JLEO’s el ‘take away’ pasa a llamarse ‘take agüey’, un claro guiño a su cocina mexicana. Y, por su parte, en CLEAS se inspiran en ese marrón/cartón tan característico de las clásicas bolsas XL de compra americanas, dándole protagonismo también a su mono (su seña de identidad). ¡Si la caja es bonita nos apetecerá comer en ella, si no NO!

_FLX2098

El interior de JLEO’s, una barra con el producto a la vista (para que la elección sea más fácil)

2.- ¿El interiorismo en los ‘take away’ también importa? La respuesta (al menos, para nosotros) es un sí rotundo. Aunque tu estancia en el local no supere los 15 minutos (entre la elección, el pago y la recogida), la decoración, el mobiliario o la luz también serán muy importantes. ¿Por qué deberíamos relacionar el concepto de ‘take away’ con el de un lugar feo, masificado y cutre?. No nos olvidemos, el interiorismo de los locales también comunica y el poder de la ‘instagramización’, en esta era de las Redes Sociales, es altamente importante para proyectos que acaban de arrancar. En JLEO’s, además de llevarte la comida a casa o al trabajo, también podrás disfrutar sus burritos sentado en las mesas altas o bajas e incluso tomar la primera copa de la noche (los fines de semana). Por su parte, el interiorismo de CLEAS lo firma el reconocido estudio ‘Madrid in Love’ y su toldo bicolor, su barra de marmol o sus lámparas ya se han convertido en su fuerte seña de identidad.

IMG_2580

Los bocadillos de CLEAS, en la calle Fernando VI

3.- ‘Take away’ no tiene (ni debe) ser sinónimo de comida basura. Como comentábamos al principio de este “decálogo de perfección”, si pensamos en ‘take away’ a muchos se les vendrá a la mente todos esos locales de comida rápida (de origen americano) que aparecen repartidos a lo largo y ancho de todas (o casi todas) las ciudades de España. Pues bien, JLEO’s y CLEAS optan por una cocina cuidada y basada en el producto de calidad. Los complementos de sus ensaladas, las carnes, las verduras o los panes son realizados con el mimo y el cuidado que podríamos encontrar en cualquier restaurante de “mesa y mantel”. “El cliente de ‘take away’ quiere poder repetir 2 ó 3 veces por semana, y encontrar variedad en los ingredientes y posibilidades de combinación infinitas”, nos comentaba uno de los dueños del local.  Los lunes una ensalada con pollo, los martes una porción de pizza, los miércoles un pan bao relleno, los jueves un burrito de ternera y los viernes un wok de verduras.

773C2783

El cuidado packaging de CLEAS (el de la foto es su wok, listo para llevar)

4.- La buena atención, aunque sea fugaz. Nos atreveríamos a decir que el camarero de un ‘take away’ deberían de acabar por convertirse en un compañero de trabajo más (o un amigo, si lo prefieres). La relación deberá ser como la del clásico tendero de ultramarinos del barrio, una persona con la que al final entablarás una relación de amistad y total confianza. En definitiva, una persona a la que también podrás contar los marrones del trabajo en esos 20 minutos que tendrás para comer. Entrarás por la puerta y por tu mirada el ya sabrá que tendrá que ponerte. En ocasiones, la atención de los ‘take away’ es rápida, seca y malhumorada, pero lo cierto es que el cliente busca una sonrisa y por que no, ayuda o sugerencias a la hora de elegir.

IMG_6980

¿Londres? ¿París? ¿NYC? ¿Madrid?

Síguenos la pista en @quenomeladenconqueso

Entrada Anterior Siguiente Entrada

También puede interesarte

1 Comentario

  • Responder eva 29 noviembre, 2015 de 13:30

    Qué buena pinta todos los lugares que proponéis. Toda la razón, el packaging y la imagen llaman muchísimo.
    En Barcelona, todavía abundan los take away de fritanga, pero se ven cada vez más sitios de comida sana para llevar.

  • Responder

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies