Sin categoría

CUADERNO DEL (PRÓXIMO) VIAJE: BARCELONA

Aquí hay tantos sitios tan quenomeladenconqueso, alucinaríais“, nos decía hace unos días un buen amigo de BARCELONA. Muchos acaban de abrir y otros tantos llevan años en esa lista de ‘imprescindibles’. Llevamos ya un tiempo planeando una escapada (de fin de semana) a esta ciudad que está llena de esos sitios que tanto nos gustan (y que abarrotan nuestra cuenta de instagram: @quenomeladenconqueso). Nuestro cuaderno (ese que siempre nos acompaña y del que salen estos textos) está lleno de direcciones que estamos deseando visitar: nuevas aperturas, lugares donde tomar el vermut de los domingos, donde tomar un café (de verdad) y una porción de tarta casera, terrazas con las mejores vistas de la ciudad (con vino blanco y una paella) o esa tienda donde abastecernos de cosas para poner la mesa. Esta es una (pequeña) selección de esas cosas que queremos hacer en nuestra próxima visita a Barcelona:

1. Queremos tomar la paella del Martínez, con las mejores vistas de la ciudad. La terraza del Martínez, en la falda de Montjuïc, es uno de esos sitios que pisar si visitas Barcelona. La hora del vermut aquí es sagrada (con el Martini de toda la vida) y sus paellas son una de esas cosas a las que no podrás decir que no. Cuentan con una infinita lista de arroces, aunque nosotros nos quedamos con el ‘Señorito’ con sepia, almejas, gambas, mejillones (y en paellera ‘de toda la vida’). Si a todo esto le añadimos un vino blanco (muy muy frío) y un buen grupo de amigos, nada puede salir mal.

martinez

Carretera de Miramar, 38

2. Queremos tomar pan con tomate (pa amb tomàquet) en Bar Nou. ¿Algo más sencillo pero más rico? El pan con tomate, con sal y con un chorro de aceite de oliva virgen extra podría curar todos los males, al menos los nuestros. Nuestra próximo periplo por Barcelona tendrá que tener una (estratégica) parada en Bar Nou. La cuestión está en elegir entre diferentes tipos de panes (de payés, de espelta, pan negro…), diferentes tipos de sales, diferentes aceites y un ‘tomate de colgar’ listo para untar. Además su interiorismo corre a cargo del estudio de arquitectura MAIO y no puede tenernos más hipnotizados.

BAR NOU 05

Ronda de la Universitat, 13

3. Queremos tomar un brunch (muy sano) en Flax&Kale. Lo descubrimos a través de su cuenta de instagram, siempre activa: @flaxandkale. Nos enamoramos de su interiorismo (el ladrillo visto y la madera de roble macizo nos transportaron a uno de esos eco-restaurantes del West Village neoyorkino) y también de su carta, basada en la cocina flexiteriana. Nació bajo el paraguas de la empresa familiar Teresa Carles y con un claim muy directo: “Eat Better > Be Happier > Live Longer”. No queremos perdernos su brunch, los sábados, domingos y festivos, de 10h a 17h.

FLAX&KALE (2)

Carrer dels Tallers, 74

4. Queremos sentarnos en la mesa larga del Bar Tarambana. Nos encantan las mesas para compartir, esas que te permiten casi que conocer nuevas personas. Para esta visita será imprescindible llevarnos el último número de Harper’s Bazaar, las gafas de sol (las amplias cristaleras inundan de luz el interior del local) y pedir una caña. La cosa seguro acabará con otra caña (y otra y otra y otra) y unas ‘patatas tarambana’ o unas croquetas, clásicos de la casa. La paz de lo nórdico, las flores frescas y el ‘buen rollo’ de este local no puede apetecernos más.

bar tarambana

Carrer del Comte Borrell, 148

5. Queremos tomar café en Café Cometa. De nuevo el interiorismo, que todo lo puede. Cuadros con ilustraciones y marcos totalmente diferentes, lámparas a distintas alturas, cojines de estampados que a priori parecían difíciles de mezclar y sus sillas, que nos tienen locos. Este es uno de esos sitios ‘clave’ para la hora del desayuno o la merienda. Un café, una de sus tartas caseras (como la de zanahoria o la de chocolate) y un buen libro. Eso haremos.

1555383_724223227611544_1168709307_n

Carrer del Parlament, 20

6. Queremos apostarnos en la barra de Blitz y tomar uno de sus sándwich. Esta sandwichería/bocadillería será otra de nuestras obligadas paradas. Nada mejor que un break a media mañana para reponer fuerzas. ‘El mármol blanco y la madera; el sándwich y la cerveza’, eso seguro que nos dará el empujón (y la inyección de energía) para seguir pateando la ciudad. Uno de los (sándwiches) más aplaudidos: el de pastrami con tomates secos, provolone y pepinillos. ¡Que nos lo pongan sin queso!

blitz2

Plaça d’Urquinaona, 8

7. Queremos cenar entre palmeras y conocer Bananas. Situado en el barrio del Born, viene abalado por su hermano mayor: Café Kafka. “Palmeras, explosión de color, juego de luces y buena música”, así lo describen los que han estado. Mesas de un antiguo barco, lámparas de los años 50 (algunas originales como las del danés Louis Poulsen) y todo rematado con una carta internacional “con un toque tropical pero orientalizado”. Si a esto le añadimos pinceladas de jazz, flamenco o sonidos caribeños…

IMG_3611

 Calle Fusina, 7

Entrada Anterior Siguiente Entrada

También puede interesarte

Sin Comentarios

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies