Sin categoría

EL ÁTICO (CON VISTAS) DE RAMÓN FREIXA

Un ático en pleno centro de Madrid. Un ático con vistas al Círculo de Bellas Artes y al emblemático edificio Metrópolis, que casi tocas con las manos. Un ático en el que las horas pasan lentas y sigilosas, aquí las penas son menos penas. Un ático del que no querrás bajar y al que seguro volverás a subir. Un ático donde la cocina juega un papel fundamental, y no una cocina cualquiera: la cocina de Ramón Freixa. El recién inaugurado HOTEL THE PRINCIPAL, uno de esos hoteles boutique con personalidad propia, sube hasta su sexta planta la puntería y el saber hacer del cocinero catalán, que ofrece un menú Prêt-àporter escapando de lo enrevesado y ofreciendo platos relajados, de esos que siempre apetecen. Súbete en el ascensor, pulsa el número 6 y: ¡Bienvenido al ÁTICO!

The Principal Madrid Hotel_Pérgola_Horizontal

Nuestra primera duda, antes de subir, era si el acceso al ático estaba abierto a personas que no estuvieran alojadas en el hotel y así es, admite reservas. Una vez arriba nos llamó la atención su decoración, dos espacios totalmente diferenciados: una terraza cubierta con sillas de bistró parisino y un comedor con aires de club inglés, donde disfrutamos de una copa de vino y un aperitivo previo a la comida. Un espacio plagado de retratos enigmáticos, sillones chester (muy british), cojines (muchos cojines) y hasta una chimenea de estilo francés. Sin duda, un ambiente e interiorismo bañados por el concepto de confort.

image2

La comida comenzó con unos entrantes, algunos clásicos de Ramón Freixa. Unas exquisitas croquetas de jamón (seguimos en busca de ‘la croqueta’), los cortes de ensaladilla rusa coronados por una explosión de aceituna, las patatas mansas y un tartar de tomate con crema de burrata y cebollitas agridulces. Nos contaron que la carta de entrantes (que aquí también llaman ‘finger food’) se puede tomar en la impresionante Azotea del hotel, una de las terrazas estrella del próximo verano (activamos la bola del futuro).

image3

La elección de los platos principales fue dura, muy dura. Nos acabamos decantando por la pizza invertida de atún rojo con pinceladas de wasabi, la butifarra del perol con calamarcitos y cuatro garbanzos, la pieza de ternera reposada con un toque de humo y nuestro favorito: los tacos de rape crujientes con mostaza a las finas hierbas. Si algo nos gustó, además de la comida y el espacio, fue el servicio. Una atención 10.

image4

Lo del postre podríamos titularlo y sería algo así como: ‘un postre en las alturas’. Tuvimos que elegir y finalmente nuestros ojos se fueron directamente hacia el ‘tres chocolates, tres colores’ y hacia el helado de nata con piñones, así que la cosa no podía tener un mejor final (al menos dulce). Nuestro recorrido por THE PRINCIPAL terminó en la Azotea, donde disfrutaremos de las próximas puestas de sol, de las copas tontas de los viernes por la tarde o de una mañana de sol en sus hamacas. Ya lo dijimos al principio: un ático del que no querrás bajar y al que seguro volverás a subir.

image1 (4)

Calle Marqués de Valdeiglesias, 1 (Madrid)

Entrada Anterior Siguiente Entrada

También puede interesarte

Sin Comentarios

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies