Sin categoría

El paladar (también) tiene que viajar

Sí, Elvis también era un amante del buen comer (aquí, hincándole el diente a una hamburguesa en 1958).

Sí, Elvis también era un amante del buen comer (aquí, hincándole el diente a una hamburguesa en 1958).

Ya lo dijo Diana Vreeland, pieza fundamental en la historia de Harper’s Bazaar: “The eye has to travel” (“El ojo tiene que viajar”). Y nosotros, si se nos permite, nos lo queremos llevar a nuestro terreno. Cuando nos propusieron embarcarnos en esta aventura no lo dudamos un momento, dijimos sí. Si pensamos en Harper’s Bazaar se nos vienen a la cabeza cientos de palabras y todas nos inspiran. Vinculada siempre a la moda, a esas sigilosas revoluciones sociales que se esconden tras ella, al cine, a la música, al arte, a la literatura y también, por qué no, a la gastronomía.

Comer también es un placer. Un placer similar al de la lectura de tu libro favorito, al de la contemplación de ese cuadro que siempre visitas cuando vuelves al Guggenheim o al que sientes cuando ves esa película francesa en versión original que te inspira a comprar billetes de avión a París sin pensártelo. La gastronomía se ha colado de lleno en nuestras vidas, las aperturas de restaurantes se suceden y cada vez la búsqueda de la experiencia en la mesa es más importante. Queremos comida diez y buen vino pero también buscamos la ‘sorpresa’, eso que nos mueva a volver o simplemente a recomendarlo en nuestro perfil de Instagram. ¿Quién no tiene un amigo al que siempre se le enfría el plato intentado sacar la foto perfecta?

Bienvenidos a un recorrido por restaurantes excepcionales, por lugares donde tomar una buena cerveza o por esa tienda donde comprar la vajilla más alucinante del planeta. Una mini guía para esos momentos de duda en los que nos preguntamos una y otra vez: “¿Y dónde vamos a cenar hoy?”. La pretensión no es otra que la convertirte en ‘ese amigo’ que siempre está enterado de las últimas aperturas en la ciudad, que sabe dónde se esconde la mejor tarta de zanahoria o que conoce el lugar perfecto para tomar el brunch los domingos. Y recuerda: lo más importante es buscar (y encontrar) esas mesas de las que no te querrás levantar en horas. Eso, siempre, es una buena señal.

Síguenos la pista en nuestro Instagram: @quenomeladenconqueso.

Entrada Anterior Siguiente Entrada

También puede interesarte

Sin Comentarios

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies